Salud sexual. ¡Cuídate!

Diseo-sin-ttulo-16

La salud sexual es mucho más que no tener enfermedades. La salud sexual es sentirse bien como individuo, es tener relaciones placenteras y seguras, además de sentirte bien con ellas. Es igual de importante tanto la sexualidad de la mujer como la del hombre y todos tenemos derecho a recibir información sexual y a que nuestras relaciones resulten satisfactorias y placenteras.

La Organización Mundial de la Salud, desde 1975, considera que se necesitan tres elementos primordiales para experimentar una buena salud sexual:

  • Tener posibilidad de disfrutar de una actividad sexual reproductiva con un equilibrio entre ética personal y social.
  • Poder ejercer la sexualidad sin temores, vergüenzas ni culpas, es decir, sin factores psicológicos y sociales que interfieran con las relaciones sexuales.
  • Poder ejercer la actividad sexual sin trastornos orgánicos, enfermedades o alteraciones que la entorpezcan.

La sexualidad es un aspecto central del ser humano e incluye sexo, identidades y roles de género, orientación o preferencia sexual, erotismo, placer, intimidad y reproducción. Por ello es importante cuidarla, porque influye en nosotros a nivel físico, mental, emocional y social y por tanto, contribuye a nuestro bienestar y felicidad personal.

Hasta hace poco tiempo hablar de salud sexual era considerado un tema tabú. Sin embargo, las campañas divulgativas han facilitado el acceso a la información a personas de todas las edades. Afortunadamente, hoy en día se aborda este tema desde el respeto, ofreciendo la información necesaria para que hombres y mujeres adquieran y mantengan hábitos sexuales saludables.

Uno de los objetivos de la concienciación sobre la salud sexual es evitar situaciones no deseadas. Además del embarazo no deseado, otra de sus finalidades es evitar el contagio de enfermedades de transmisión sexual, la discriminación por la condición sexual, el acoso en el ámbito educativo y laboral o la violencia de género.

Por otro lado, los hábitos saludables influyen en una vida sexual sana además de una dieta equilibrada y la práctica de ejercicio físico de manera regular. Es importante evitar el alcohol y el tabaco. También el ritmo frenético de vida y el estrés diario influyen negativamente en la sexualidad.

Es importante recordar que, si tienes alguna duda o alguna dolencia, es imprescindible que acudas a tu médico. Pero te recordamos que en Salud+ami tenemos asesoramiento gratuito y nuestros amigos de www.enjoymytoy.es tienen un amplio catálogo donde encontrar productos que te pueden ayudar. No dudes en contactar con nosotros si lo necesitas, te ayudaremos encantados.

Saludami y Herbetom Internacional refuerzan su pos...
Medicina preventiva: qué es y por qué llevarla a c...
 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Sé el primero en enviar un comentario.
Invitado
Miércoles, 19 Enero 2022

Al aceptar, accederá a un servicio proporcionado por un tercero externo a https://www.saludami.es/